Skip to main content

El círculo virtuoso de la inversión

EN NUESTRO CAMINO AL PAÍS EN EL QUE QUEREMOS VIVIR, LA INVERSIÓN EXTRANJERA ES ALIADA DEL PROGRESO DE LOS GUATEMALTECOS  

Uno de los principales retos que tenemos para que Guatemala pueda duplicar su PIB per cápita y disminuir la migración irregular en los próximos 10 años, es la generación de al menos 2.5 millones de empleos para soportar un crecimiento sostenido anual del 6 % anual. Escenario que sin lugar a dudas  implica la necesidad de atraer un importante flujo de capital y de inversiones a nuestro país para que ese flujo de efectivo, de la mano del empresariado y capacidades locales, pueda mejorar la productividad y competitividad de nuestra economía. La buena noticia es que aunque esta meta pueda sonar ambiciosa, ya nuestro país da pasos agigantados para conseguirla. Y los resultados obtenidos durante el 2021 son prueba de ello, tanto en atracción de inversión como en generación de empleos asociados a esos capitales extranjeros. 

Y es que el año pasado representó para los guatemaltecos el mejor del que se tiene registro cuando se trata de atraer a inversionistas de otros países. Particularmente, y según cifras del Ministerio de Economía, durante el 2021 la Inversión Extranjera Directa (IED) tuvo un aumento de 397 % en comparación con el primer año de la pandemia. En total, nuestro país captó poco más de USD $3.400 millones que se proyecta, generarán más de 20.000 empleos, de acuerdo con las cifras del ministerio. Un resultado inigualable que ratifica la relevancia de nuestro país en la región y la importancia de mantener políticas amigables y de apertura al comercio internacional. Más importante aún, la mayor parte de este dinero proviene de países latinoamericanos, siendo Colombia y México los más relevantes. Algo sumamente positivo desde el punto de vista de los procesos de consolidación de economías de escala y de cooperación al interior de la región, que tienen un enorme potencial para abrir y consolidar mercados vecinos para la industria y servicios guatemaltecos.

¿Qué podemos hacer para que estas tendencias se mantengan en el 2022?


Particularmente, creo que Guatemala debe aprovechar el contexto económico mundial para posicionarse en la región como un país atractivo en medio del proceso de reconfiguración de las cadenas mundiales de suministro. Aprovechando las ventajas comparativas que ya tenemos en industrias como la textil y de vestuario para simplificar los procesos de atracción de IED y contribuir a la profundización de nuestra economía. Del mismo modo, debemos aprovechar la buena hora en el flujo de capitales internacionales para seguir impulsando nuestra productividad desde la consolidación de procesos educativos más oportunos, consensuados y eficaces para reducir las
brechas de talento que se dan en nuestra sociedad. Impulsando una educación de calidad en competencias y aptitudes que respondan a las necesidades de la economía y a la proyección de futuro que necesitamos si queremos seguir atrayendo nuevos flujos de inversión extranjera. 

En conclusión, para materializar la meta de duplicar nuestro PIB en los próximos 10 años, es importante que sigamos materializando las condiciones que nos hacen un país atractivo para recibir IED en la región. Aprovechando las ventajas competitivas que ya tenemos en industrias como la textil y de vestuario para seguir mejorando nuestro posicionamiento mundial en un contexto de reconfiguración de las cadenas de suministro; y comprometernos al mismo tiempo con aprovechar el flujo de capital que estamos recibiendo para solucionar las brechas de talento en nuestro país. De forma tal, que podamos aprovechar la buena hora de la inversión extranjera directa en Guatemala para crear un círculo virtuoso que nos permita seguir avanzando en nuestro camino hacia el bienestar económico y la construcción del país en el que queremos vivir.