Skip to main content

Pequeñas y Medianas Empresas – El Motor de Nuestro Progreso

Por agosto 19, 2021septiembre 14th, 2021Progreso

Todos Debemos Asumir El Papel de Ser Agentes de Apalacamiento y Sostenibilidad Para Las Pequeñas y Medianas Empresas 

Según el Ministerio de Economía (MINECO) en nuestro país las micro, pequeñas y medianas empresas generan el 80% de los empleos y contribuyen con el 40% del PIB. Una cifra extraordinaria que da una luz de esperanza en la construcción del país en el que todos queremos vivir. Sin embargo, la pandemia  de COVID-19 y las medidas adoptadas para contenerla, crearon un contexto desafortunado en el que estos empresarios ven en riesgo la sostenibilidad y crecimiento de sus negocios, lo cual constituye un problema para la necesaria reactivación económica de Guatemala.

Por esto, estoy seguro como empresario, que desde el sector privado (sobre todo en lo que a grandes empresas se refiere) todos debemos asumir el papel de ser agentes de apalancamiento y sostenibilidad para las PYMES de nuestro país. Desarrollando iniciativas que nos permitan trabajar en equipo para desarrollar sus modelos de negocios en beneficio del país. En este propósito, desde Cementos Progreso, desarrollamos una política de compras inclusivas por medio de la cual favorecemos a proveedores locales en las zonas de influencia de nuestra operación.

Con este programa no nos limitamos solamente a realizar procesos de compra con aquellas empresas que ya tienen una capacidad establecida para proveernos los bienes y servicios requeridos, sino también, ayudamos que estas capacidades sean desarrollarlas por la comunidades para garantizar una oferta adecuada y con los más altos estándares de calidad en caso de que esta no exista o no sea suficiente.

En nuestra organización, creemos que por su carácter mayoritariamente local, las MIPYMES tienen un gran entorno de oportunidad para construir escenarios de innovación, al mismo tiempo en el que pueden desarrollar más fácilmente procesos de economía circular que ayuden a fortalecer la cohesión de las comunidades y a fomentar el empleo formal en los territorios. 

Un ejemplo de esto fue todo el proceso que realizamos de la mano de las comunidades de nuestra Planta San Gabriel cuando estábamos en búsqueda de un proveedor de café. Tras encontrar que la oferta local tenía una importante oportunidad de mejora en la calidad de la producción,  impulsamos un programa de asistencia técnica que culminó con la creación de la Cooperativa Agrícola Cafetaleros de San Juan R. L. (Ciacafé R.L.), que hoy provee de café a nuestra operación, generando un beneficio mutuo para las partes involucradas y construyendo desarrollo.

Sí en todas las grandes empresas replicamos este tipo de política e iniciativas, estaremos creando las condiciones para que en nuestro país el trabajo y las buenas ideas sean el motor del progreso que necesitamos. Garantizando que la iniciativa privada contenida en las MIPYMES sea sostenible y genere un impacto positivo para el futuro de todos los guatemaltecos.