Skip to main content

Crear oportunidades para prevenir la migración

Por agosto 19, 2021septiembre 14th, 2021Progreso

LAS EMPRESAS PODEMOS CREAR LAS OPORTUNIDADES PARA QUE TODOS PODAMOS DESARROLLARNOS EN EL PAÍS

Tan importante como trabajar todos los días por construir el país en el que queremos vivir, es esforzarnos porque ese propósito impacte a la mayor cantidad de guatemaltecos posible. No dejar a ninguno de nuestros compatriotas atrás, debe ser también el objetivo de nuestras acciones para construir un mejor país. Un entorno en el que podamos crear oportunidades de crecimiento y progreso, es clave para garantizar la sostenibilidad del desarrollo de Guatemala. 

Según las cifras presentadas en mayo de este año por Conamigua, se calcula que alrededor de 300 guatemaltecos se aventuran cada día en un camino incierto de migración (muchas veces irregular) hacia los Estados Unidos. Una situación que si bien se enmarca dentro de la libertad y decisiones de cada persona, también puede constituir el reflejo de los retos de acceso al mercado laboral y al escenario productivo de nuestro país. Ya que según una encuesta realizada por Plaza Pública, la mayoría de los migrantes que han sido retornados de los Estados Unidos han viajado a ese país por motivaciones económicas.

En este sentido, como sector privado, todas las empresas del país jugamos un rol fundamental como catalizadoras de proyectos que nos permiten construir escenarios de oportunidad para el desarrollo personal y profesional de nuestros compatriotas, creando condiciones para que todas las personas puedan satisfacer localmente sus motivaciones económicas y cada vez menos consideren como opción el embarcarse en procesos migratorios irregulares. 

Particularmente desde Cementos Progreso, y en alianza con CentraRSE y otras organizaciones privadas de Guatemala, hemos asumido el reto apalancar la ”Alianza por los Jóvenes Guatemaltecos” desde marzo de este año. Esta es una iniciativa que precisamente busca crear más y mejores oportunidades de empleo y emprendimiento para los jóvenes guatemaltecos, a través del desarrollo de alianzas estratégicas y espacios de diálogo entre empresas, organizaciones y distintos sectores interesados en aportar sus ideas, proyectos y experiencia para este propósito.

Desde nuestra trayectoria, los miembros del sector privado tenemos las capacidades para poder trazar una hoja de ruta sostenible de corto plazo que nos permita desarrollar programas para fortalecer las habilidades en materia de empleabilidad y emprendimiento. Proyectos como el de exportación de rosas sanjuaneras (del que  ya he hablado en otras ocasiones) o la Academia digital de Progreso, en el que formamos  a constructores y albañiles de nuestro país, con cursos para actualizar su oficio y mejorar su técnica, utilizando plataformas digitales y redes sociales; son solo algunos ejemplos del valor que nuestra organización puede aportar en esta alianza.

Solo trabajando juntos podremos crear las condiciones para que nuestros compatriotas encuentren las oportunidades con las que sueñan al interior de Guatemala, y por tanto, puedan  contribuir activamente para promover el desarrollo que nuestra nación necesita. Invito a los empresarios guatemaltecos que aún no hacen parte, a que se nos unan en esta gran Alianza para construir juntos el país en el que todos queremos vivir.