Skip to main content

No perdamos la senda de crecimiento

Por septiembre 16, 2021Reflexiones

TODOS LOS GUATEMALTECOS DEBEMOS SUMAR ESFUERZOS PARA QUE NUESTRO PAÍS CONTINÚE EN LA SENDA DE CRECIMIENTO QUE HA TENIDO EN EL 2021

El 2021 nos ha demostrado a todos los guatemaltecos que somos capaces de construir juntos el país en el que queremos vivir. Luego de un 2020 complejo producto de la pandemia, los desastres naturales y la polarización de nuestras conversaciones; hemos logrado en el transcurso de este año cifras históricas de crecimiento, recuperación de puestos de trabajo, atracción de inversión extranjera y en el nivel de exportaciones. En lo que va del año a nuestro país han ingresado más de $850 millones de dólares en inversión extranjera directa, el Índice de Confianza de la Actividad Económica registra aumentos de más de 80% mensuales en comparación con los meses del año pasado y según la Junta Monetaria de nuestro país, tendremos un crecimiento del producto interno bruto (PIB) en el rango de 4% a 6%.

Estas cifras son el resultado de los esfuerzos y compromiso de cada uno de nosotros por la reactivación económica de nuestro país, pero también, son el reflejo del potencial de nuestro talento humano y tejido empresarial. Si en un contexto que aún es complicado hemos podido lograr todo esto, vale la pena soñar con todo lo que podríamos hacer en condiciones más normales y tranquilas. Hoy más que nunca, es necesario que todos los ciudadanos reconozcamos las capacidades que tenemos como sociedad y pongamos manos a la obra para mantener a Guatemala en una senda de crecimiento y competitividad, con crecimiento y desarrollo para todos.

¿En dónde podemos enfocar nuestros esfuerzos y acciones?

Además de crear más y mejores plazas de empleo, también debemos enfocarnos en apostar por desarrollar nuestro mercado interno y su proyección internacional. Un mercado interno más robusto implica también la oportunidad para una mayor especialización de la actividad económica, incentivos a la innovación en diversos sectores e industrias y el acceso de un mayor de personas a bienes y servicios que les permitan obtener una mejor calidad de vida.

Para esto, nuestro país debe mejorar la infraestructura que conecta la capital de nuestro país con el interior de Guatemala, teniendo siempre en mente el desarrollo de soluciones que abaraten los costos para todos los actores de la economía y que hagan más eficiente el tránsito de bienes y servicios por el territorio nacional. Además, se debe promover la formalización de la actividad económica en el país a través de un sistema financiero más robusto y accesible, servicios básicos con más cobertura y la capacitación del talento humano para responder a las necesidades de las empresas.

Por otro lado, Guatemala debe aprovechar su ubicación geográfica para convertirse en un hub de las cadenas de suministro globales. Como un primer paso, es necesario que tanto el sector público como el privado ejecuten acciones para fortalecer la unión comercial y aduanera con otros países de Centroamérica, el mejoramiento de la infraestructura que nos conecta internacionalmente (como puertos y carreteras con conexión internacional) y los aspectos del ordenamiento jurídico tributario que faciliten los procesos de importación y exportación en el país.

Todos podemos contribuir a que nuestro país continúe en la senda de buenos resultados y logros que ha tenido en lo que va del 2021. Si todos ponemos de nuestra parte, juntos podemos hacer de Guatemala un país próspero, competitivo y con oportunidades para todos.