Skip to main content

Los árboles son activos estratégicos de la nación

Por septiembre 21, 2021septiembre 22nd, 2021Progreso

LA PROTECCIÓN DE NUESTROS ÁRBOLES Y LA  MITIGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO DEBE SER EL LEGADO DE TODOS LOS GUATEMALTECOS

Según el más reciente informe de las Naciones Unidas sobre el cambio climático, aunque en la actualidad ya somos testigos de las consecuencias del calentamiento global, en las próximas décadas los impactos negativos se harán más evidentes afectando la vida como la conocemos. Se calcula que en los próximos 20 años la temperatura promedio aumentará por lo menos 1.5 grados centígrados, haciendo más frecuente las oleadas de calor extremo, las sequías y las lluvias. De seguir en este camino, los escenarios climáticos adversos se harán cada vez peores e impredecibles, afectando nuestra calidad de vida y creando nuevas dificultades para el desarrollo y el crecimiento económico de los países y sus ciudadanos. 

Como guatemaltecos nuestro legado con las nuevas generaciones debe ser el comprometernos a que nuestros hijos tengan la oportunidad de crecer con acceso a los mínimos que hoy nosotros damos por sentado en materia ambiental. En Progreso, tenemos el propósito trascendente de construir el país en el que queremos vivir teniendo siempre presente nuestro compromiso con la sostenibilidad. Por eso, realizamos la entrega de 100 mil árboles para contribuir con el programa Reforestemos Guatemala del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales; como contribución a que las niñas y niños que apenas están dando sus primeros pasos puedan disfrutar mañana de la majestuosidad de los cedros, cipreses, alisos, matilisguates y pinos en los bosques de nuestro territorio.

Los árboles que serán plantados en El Progreso, Guatemala y Totonicapán, fueron cultivados con los más altos estándares de calidad y con el uso de tecnología de punta para mitigar el impacto ambiental de su proceso de crecimiento. Fueron sembrados a través de un sistema de membrana biodegradable (Ellepot) libre de plástico y que es altamente eficiente con el uso del agua, haciendo que el proceso de plantación sea una solución ecológica y sostenible con el medio ambiente. 

Al reforestar zonas afectadas por la erosión, contribuimos no solamente a mitigar los impactos del cambio climático en Guatemala, si no también, las susceptibilidades y riesgos de nuestro país frente a desastres naturales. Los árboles, además de ser importantes por su capacidad para captar CO2 (se estima que esta donación contribuirá en la captación estimada de 56 mil 229 toneladas por año), tienen un inmenso valor ecológico en la protección del agua, la biodiversidad y los medios de subsistencia de muchos compatriotas. Por lo que más allá de sus impactos ambientales, son un activo fundamental para el desarrollo y el crecimiento económico de la nación.

Si queremos vivir en un país próspero y con oportunidades para todos, debemos entender que el compromiso con la mitigación del cambio climático debe ser una tarea irrenunciable. Reconociendo que las implicaciones del calentamiento global no solo se verán reflejadas en condiciones climáticas, si no que en el largo plazo también tendrán gran incidencia en el entorno de desarrollo de Guatemala. El Agua, la biodiversidad y los medios de subsistencia que proveen los bosques son activos estratégicos de nuestra nación, ya que garantizan la existencia de un entorno en el que los humanos podemos desarrollar nuestras vidas, persiguiendo el crecimiento económico y construyendo un país seguro, en paz y con oportunidades para todos