Skip to main content

Infraestructura vial: Prioridad de todos

Por octubre 25, 2022Reflexiones

MEJORAMIENTO DE UN PLAN DE INFRAESTRUCTURA VIAL PARA FAVORECER LA COMPETITIVIDAD DE GUATEMALA

¿Cuál es una de las bases fundamentales para que nuestra nación guatemalteca pueda continuar desarrollándose?

El 01 de noviembre se celebrará el Festival de Barriletes Gigantes en Sumpango, tradición considerada como Patrimonio Cultural, donde guatemaltecos y visitantes desde diversas partes de nuestro país y el extranjero viajarán hasta el cementerio. En el día de los muertos, se celebra la visita de las almas difuntas en la tierra, por eso, los barriletes actúan como mensajeros que envían paz y bienestar. Esta costumbre significa un lazo de comunicación entre los seres queridos y el más allá.

La tradición se realiza desde hace generaciones y evidencia todo el amor por nuestra nación, cultura, arte, creatividad, comunidad y familia. Por ese motivo, atrae la atención de muchas personas para vivir esta experiencia única. Ahora, se pueden preguntar ¿Qué relación tiene el festival con la infraestructura vial? Pues ¿Qué impresión vamos a causar si las vías terrestres tienen deficiencias? ¿Cómo van a querer las personas conocer nuestro país si no pueden desplazarse adecuadamente?

Por eso una de las bases fundamentales para el desarrollo de nuestra nación es un adecuado sistema vial. Esta es la vía de comunicación entre nuestras naciones vecinas y nosotros mismos. Día a día, nos transportamos a diversos lugares de nuestro hermoso país de un extremo a otro, por eso, observamos la crítica realidad: las carreteras no se encuentran en óptimas condiciones, por lo que es necesaria una correcta planificación e implementación de proyectos que vengan a solucionar las falencias existentes. 

El último Reporte de Competitividad Global en el 2019, elaborado por el Foro Económico Mundial, señala que Guatemala se encuentra en el puesto 132 de 141 países en “Calidad de la infraestructura vial”, lo cual, si bien es preocupante, también nos muestra una oportunidad hacia el camino de mejoras que debemos seguir. Además de impulsar el turismo de forma terrestre, una red de carreteras y puentes de calidad permiten satisfacer necesidades esenciales como la alimentación, educación, trabajo y salud.  Por ende, la infraestructura vial es sumamente relevante cuando hablamos de desarrollo económico, social y ambiental.

Tengo la convicción de que trabajando en conjunto, entre el sector público, privado y las comunidades, podremos ejecutar proyectos viales con una adecuada inversión y gestión. Desde Progreso, realizamos constantemente actividades y proyectos que responden a las necesidades comunitarias porque nuestro propósito nos impulsa a mejorar su calidad de vida y crecer junto a ellos.

Una prueba de este buen trabajo en equipo es el Proyecto en Cucajol, donde la planificación a cargo de la municipalidad, la gestión de Cementos Progreso y el apoyo de la localidad fueron vitales para inaugurar los 680 metros de pavimento. De igual forma, en abril de este año realizamos la pavimentación de 1415 metros cuadrados en San Juan Sacatepéquez, gracias al esfuerzo, colaboración, tiempo y la mano de obra de la comunidad que hicieron posible este trabajo. 

Ejecutar más proyectos de forma colaborativa y responsable entre las comunidades,  sector público y empresarios permitirá el desarrollo de una infraestructura estratégica en nuestra nación, aquella que nuestros compatriotas necesitan y de la que pueden beneficiarse. Así, juntos de la mano podremos ir construyendo el país donde todos queremos vivir.