Skip to main content

Todos somos el resultado de un mismo legado

Por septiembre 14, 2021Reflexiones

CELEBRAR EL LEGADO QUE NOS HACE GUATEMALTECOS ES FUNDAMENTAL PARA CONSTRUIR JUNTOS EL PAÍS EN EL QUE TODOS QUEREMOS VIVIR

Ser guatemalteco es un honor para mí. Vivir en un lugar con cielo entre dos mares, tierra de volcanes, de muchas lenguas que comparten un mismo sabor y una riqueza cultural de más de 3000 años es un privilegio que me motiva a trabajar por construir el país en el que todos queremos vivir. Ver todo lo que hemos alcanzado como nación en los últimos 200 años, reconocer el potencial de nuestro futuro y trabajar con determinación para materializarlo, es un propósito de vida que me llena de motivación para actuar día tras día. Cada uno de nosotros tiene la oportunidad de hacer lo mismo, y aunque parezca contraintuitivo leerlo, lo está haciendo todos los días.Sin embargo, para maximizar cada uno de estos esfuerzos individuales, todos debemos embarcarnos en la convicción de no limitarnos a recorrer este camino solos. Guatemala es solo una y somos todos.

La celebración del bicentenario de nuestro país es la oportunidad perfecta para que nuestra sociedad promueva espacios de diálogo en los que exaltemos el compromiso que cada uno de nosotros tiene, desde distintas orillas, con la construcción del país. Porque no se trata de que todos seamos los mismos, pensemos igual o tengamos la misma visión de futuro; por el contrario, se trata de aprovechar nuestra diversidad como base para el desarrollo de nuestra sociedad a través de los pequeños pasos, las victorias que logramos juntos y los debates sinceros pero fraternos que compartimos. Ser la confluencia de muchas identidades, formas y colores es precisamente el legado que tenemos y sobre el cual debemos impulsarnos para seguir dando pasos hacía el futuro.

Exaltar y festejar el orgullo de ser guatemaltecos, es también dar un vistazo profundo a nuestro pasado. No para lamentarnos por los infortunios que hemos tenido o vivir de la nostalgia de las victorias de antaño, sino para reconocer y agradecer los pasos que hemos dado para ser lo que hoy somos. Cada hito en nuestra historia, bueno o malo, debe ser resignificado como un momento más en el camino de construcción de nuestro legado. Todo aquello que nos hace guatemaltecos es el resultado de los procesos, trabajo y sacrificios de nuestros antepasados. 

Desde Progreso, hemos querido rendirle un homenaje a esas historias e identidades que han construido a Guatemala a través de los sacos de cemento de UGC. Con 4 diseños conmemorativos que exaltan la riqueza natural, histórica y cultural de cuatro regiones del país y su gente. También, hemos querido visibilizar en la serie “Más allá de Guate” los relatos que hay detrás de nuestros monumentos, calles, puentes, tradiciones y ciudades; celebrando nuestro pasado para que todos como sociedad conozcamos nuestros orígenes y continuemos construyendo el país en el que todos queremos vivir como hermanos.