Skip to main content

123 años construyendo juntos el país donde todos queremos vivir

Por octubre 28, 2022Progreso

POR UN SIGLO MÁS TRABAJANDO PARA EL DESARROLLO DE LOS PAÍSES DONDE OPERAMOS

Octubre representa para la familia Progreso un mes de celebración. Cumplimos 123 años de historias, aprendizajes y crecimiento marcados por la experiencia de todas las generaciones que han dejado huella en la compañía. Nuestro mayor motivo de orgullo es haber contribuido al desarrollo de Guatemala y la región, a través de la generación de empleo y oportunidades de negocio y la inversión social.

Si nos remontamos un momento a los inicios de Progreso, todo comenzó con una idea visionaria, arriesgada e innovadora de Carlos F. Novella. Fuimos una de las primeras empresas de cemento en Latinoamérica, y empezamos a hacer historia en la finca ‘La Pedrera’. La investigación y la adaptación al cambio de los tiempos y a las nuevas necesidades del mercado, nos ha permitido desarrollar productos innovadores y de una calidad excepcional para convertirnos en el proveedor favorito de nuestros clientes.

Hoy más que nunca, Progreso sigue haciendo honor a su nombre, al generar oportunidades de desarrollo y crecimiento dentro y fuera de Guatemala. El crecimiento que hemos logrado nos permite tener operaciones en países como Honduras, Panamá, Belice, Colombia, El Salvador y Costa Rica, y podemos confirmar que el paso del tiempo consolida nuestros valores y nuestro propósito. Cada día, nuestro trabajo responde al propósito que nos identifica: “Construir juntos el país donde todos queremos vivir”.

Me alegra poder decir que la visión y el legado de Carlos F. Novella se mantienen vigentes y el espíritu emprendedor e innovador que marcó la  fundación de esta empresa se conserva. Este principio de vida orientado al impulso del desarrollo es el que queremos dejar de herencia a las siguientes generaciones al transmitir la esencia progresista que nos caracteriza.

Nada de esto sería posible sin el equipo de primer nivel, que ha demostrado su fortaleza y profesionalismo ante los desafíos propios del negocio y los retos que nos impone la vida. Aunque la pandemia del COVID19 nos sorprendió y nos exigió reformular nuestros objetivos, hoy podemos ver que la crisis nos hizo más innovadores, más resilientes y más solidarios.

La esencia de lo que hacemos está en las personas que hacen posible cada nuevo logro de Progreso. A ellos, a la gran familia Progreso, ¡GRACIAS!. Sigamos trabajando juntos para continuar sumando años de experiencia, de avances para la industria y de un impacto positivo en la vida de las personas con las que interactuamos.